Semillero
Lenguaje y territorio escolar

CÓDIGO 90407
Coordinador:  José Sidney Sánchez Vargas

Integrantes:

ESTUDIANTES LIC. LENGUA CASTELLANA; LIC. LITERATURA Y LENGUA CASTELLANA
Apellidos y nombres
CALDERON SANTOS AURA GISELA
ORJUELA VELANDIA JHONATAN STIVEN
SAYAS LIEVANOANGELA PATRICIA
GODOY GALLO FABIAN DAVID
SALINAS REYES HANIA LORENA
TIQUE PIÑA LIZETH TATIANA
CASTELLANOS DIEGO ARMANDO
HORTA LAZARO YENI PATRICIA
MORALES CASTAÑEDA LUZ KARIME
DIAZ GONZALEZ MANUELA ALEJANDRA
PAZ MOLANO KAREN STEFANY
RODRIGUEZ MOLINA ANA MARIA
VELEZ BALLESTEROS YESILENY

ESTUDIANTES LIC. CIENCIAS SOCIALES.

Apellidos y nombres
MORALES CASTAÑEDA LUZ KARIME
ALVIS VACCA LUIS MIGUEL
LOZANO SANCHEZ ORLAIN
JIMENEZ URIBE DANIEL FERNEY
  • Objetivo General

    Comprender los actos y huellas escolares para construir memorias desde la escuela tomando como referencia los procesos académicos, sociales, culturales, territoriales que realizan los integrantes del semillero y docentes desde las prácticas pedagógicas.

Así mismo, se plantea unos objetivos específicos: 

Plan de trabajo

El plan de trabajo “Actos y huellas memorias de la escuela”, es la posibilidad de conocer las escuelas. Construir una mirada desde la observación. Según Barbero (2003), la escuela es espacio social,  debe ser construido,  amerita reconocerse y relacionarse para obtener una visión glocal de lo que acontece en la cotidianidad;  por lo tanto, desde la observación y la lectura (lo cotidiano, imaginarios, simbologías, procesos sociales, diversidad cultural, política, económica, género, lenguaje, relaciones, etc.) se puede comprender la escuela y el espacio escolar como una construcción social y cultural; construir  memorias y fortalecer conceptos de las ciencias.

En este plan de trabajo, se asume la lectura desde diversas miradas: académica, culturales, sociales, históricas, contextuales para aprender a leer y descifrar el territorio, ya que “el territorio no es simplemente lo que vemos; mucho más que montañas, ríos, valles, asentamientos humanos, puentes, caminos, cultivos, paisajes, es el espacio habitado por la memoria y la experiencia de los pueblos” (Restrepo, (1998).

De acuerdo con Hallak.  Zulma (2016)   se retoman algunas actividades como las salidas pedagógicas por la escuela y el contexto escolar, donde previa conceptualizaciones y delimitaciones de recorridos se puede detectar la construcción de territorialidades y observar espacios naturales: arroyos, jardines, espacios verdes, áreas de preservación; espacios extraescolares: puentes, calles, espacios públicos, obras hidráulicas; espacios construidos: viviendas, centros comerciales, clubes, áreas de recreación;  espacios culturales: centros culturales, grafitis, fechas de festividades o celebraciones locales, referencias artísticas, carteles de sucesos, esculturas, murales, espacios comunitarios, iglesias, ámbitos de la vida cotidiana, formas de lenguaje; espacios de reflexión: imaginarios y subjetividades; Espacios familiares: vivencia con los seres cercanos;  Espacios Pedagógicos donde se complementa las actividades cotidianas del ejercicio escolar,   y los  espacios invisibles que permiten determinar aquellos lugares que son temporales y tienen fines particulares como vivencias positivas, negativas.